Páginas

24 de enero de 2014

Un comentario sobre la psicología evolucionista




A mi modo de ver, el ámbito de estudio la denominada psicología evolucionista incurriría de principio en una falacia. 

La tesis en la que se fundamenta la psicología evolucionista dice así en resumen: 
Es un hecho que somos organismos productos de la evolución, por tanto, nuestras mentes y nuestra conducta —así como toda cultura— serán también producto de la evolución y se pueden explicar de acuerdo a factores evolutivos. 
La tesis es comprensible. Ahora bien, la propia tesis estaría incurriendo en una falacia, en una falacia categorial, porque confunde el nivel biológico con nivel cultural

Pongo dos ejemplos para tratar de argumentar mi observación.

Ejemplo material: es un hecho que usamos máquinas, pero la evolución no ha causado las máquinas. La existencia de las máquinas es principalmente producto del esfuerzo intelectual. Las máquinas son básicamente un tipo de herramientas. Las máquinas a su vez influyen también en la configuración de nuestra conducta. No hay nada en la evolución —o en la teoría de la selección natural— que explique la existencia de las máquinas. 

Ejemplo formal: es un hecho que en nuestras sociedades existe la ética como una actividad humana. Pero si por ética entendemos guiar nuestra conducta en base a normas objetivas que prescriben el respeto por las personas independientemente del beneficio o de las normas convencionales —leyes y normas sociales— entonces no hay nada en la evolución que pueda explicar la existencia del fenómeno moral.

La evolución puede explicar por qué existe el instinto sexual. Pero no hay nada en la evolución —o en la teoría de la selección natural— que pueda explicar la existencia de la homosexualidad o la existencia del erotismo. Aquí entramos en otra dimensión: el nivel cultural. La psicología evolucionista no sólo no puede explicarlo sino que incluso puede avalar una interpretación que los juzgue negativamente como fenómenos "anti-evolutivos" en el sentido de que no favorecen el supuesto sentido adaptivo que tiene la evolución.

De la física no se puede derivar a la biología. Son niveles o dimensiones distintas —aunque formen parte de una misma realidad. Del mismo modo, la existencia de la psicología evolucionista es como pretender explicar la biología a partir de la física. Esto es un imposible y un error categorial.

Lo que yo veo que hace la psicología evolucionista es precisamente trasplantar [extrapolar] injustificadamente determinados datos evolutivos como causa de la conducta en cualquier ámbito. Es decir, lo que hace es intentar explicar algunas conductas humanas  específicas apelando a razones evolutivas pero sin tener en cuenta el peso propio de la cultura. Eso sería reduccionista, cuanto menos. 

Por supuesto que la explicación de cualquier comportamiento social o complejo tiene que tener una explicación conjunta de varios factores [biológicos, culturales, ambientales,...] pero la psicología evolucionista pretende determinarlo todo a una cuestión biológica evolutiva. Es el reverso contrario de las explicaciones puramente culturalistas, o de "tabla rasa", que pretenden ignorar el fundamento biológico de nuestra conducta.

Comparto la noción de que el sentido moral es una capacidad biológica que surge en cerebros desarrollados a cierto nivel cuando aparece la empatía y el razonamiento abstracto. Sin duda ésa es la base fisiológica. Pero el error se presenta al considerar que nuestra conducta moral es tal cual fruto de la evolución o que tiene un objetivo evolutivo. El desarrollo de la moral depende principalmente de la educación y la cultura, y ha evolucionado gracias al esfuerzo intelectual. Y, por supuesto, la moral no es una herramienta evolutiva para sobrevivir. 

Por otro lado, la diferenciación entre los géneros sexuales —un tema recurrente en la psicología evolucionista— que encontramos en muchas pautas sociales claro que puede tener un precedente evolutivo que motivara su existencia. Pero su implantación y perpetuación es de tipo cultural; no biológico. No hay ninguna razón biológica que determine o explique realmente la diferenciación sexual en el trabajo. En el mundo occidental, vemos cada vez más a mujeres haciendo de forma competente el trabajo tradicionalmente asignado a hombres.

Ninguna conducta social es puramente cultural; pero tampoco —al contrario de lo que defiende la psicología evolucionista— ninguna conducta social o compleja es un producto puramente biológica evolutivo.

En realidad, esta crítica formaría parte de una crítica general a la psicología como tal. 

La psicología ha formado parte de la filosofía hasta el siglo XIX que comenzó a separarse en una disciplina autónoma e intentar entrar dentro del ámbito de la ciencia (física, química, biología). A mi modo de ver, esto es un grave error. La psicología es el estudio de la mente pero la mente como tal no es una cosa, un objeto, que se pueda observar y medir. Por eso, la psicología ha producido disparates estrambóticos como el conductismo —que pretendía negar o ignorar la propia existencia de la vida mental. La psicología es el estudio filosófico de la mente; un estudio que nunca puede ser científico en tanto que no se atiene al ámbito estrictamente empírico. Ni las ideas ni las emociones se pueden estudiar empíricamente. Así que la psicología nunca podrá ir más allá de los límites que tiene la propia filosofía.

De todos modos, no calificaría a la psicología evolucionista de pseudociencia porque yo reservo ese calificativo a toda superstición que pretende hacerse pasar por ciencia o científica: creacionismo, diseño inteligente, parapsicología,... Pero sí que incurre en el error categorial en el que está inmersa la propia psicología como disciplina.

De hecho, la psicología evolucionista no me parece correcta tampoco aplicada a los animales no-humanos. Puesto que muchos otros animales también tienen capacidad de aprender, tienen cultura incluso, y su conducta varía de acuerdo a la experiencia y el aprendizaje individual o colectivo.

Sin embargo, no estoy sugiriendo que no puedan haber trabajos valiosos dentro del marco de la denominada psicología evolucionista. Pero hay que tomarlos como lo que son: estudios filosóficos que nacen dentro de un marco teórico e intentan aportar explicaciones sobre determinadas conductas apelando a ciertos hechos, datos o evidencias que nos aporta la biología evolucionista. Pero que, a diferencia de la ciencia, no pueden establecer leyes ni patrones fijos ni determinaciones causales. La conducta humana —y la conducta nohumana sintiente también— está causada por la actividad de la mente, dentro de un contexto ambiental, y la mente como fenómeno no se puede estudiar científicamente.


Artículos relacionados:

2 comentarios:

  1. Hola,me parece muy interesante tu reflexión pero desacertada desde mi punto de vista. Si bien es cierto que resulta complicado llevarte la contraria puesto que la psicología evolucionista adolece de pruebas contundentes y experimentos reproducibles.

    Aun así creo que la base de la psicología evolucionista es en sí una aserción indiscutible: somos producto de la evolución, por lo que cualquier característica de nuestro organismo también lo es.

    Un buen ejemplo sería el experimento de los zorros plateados de Belyaev o como la presión selectiva impacta directamente en los patrones de comportamiento.

    Un ejemplo algo más radical es el de los algoritmos de inteligencia artificial, los humanos aplicamos presión selectiva a modo de "proto-naturaleza" hasta conseguir los patrones de comportamiento que satisfacen nuestras necesidades. En la naturaleza real, a mi modo de ver, el experimento es extraordinariamente más complejo pero con los mismos principios. Todo mecanismo por abstracto que pueda parecernos viene de esas fuerzas evolutivas y es por ello que en todo momento se puede predecir su origen, otra cosa es que acertemos o no.

    Me encantaria discutir más este tema, me tienes por aquí si te apetece charlar.

    Un saludo, felicidades por el blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Manuel. Gracias por tu comentario.

      Somos productos de la evolución... parcialmente. Que yo sepa, la materia no es producto de la evolución, y somos materia. Entonces no todo se puede reducir a la evolución, que es lo que yo pretendo señalar. Podría decir lo mismo de la lógica, que tampoco sería un producto evolutivo sino algo anterior y preestablecido a la biología.

      Del mismo modo, que nuestro cerebro sea un producto de la evolución — aunque parcialmente, según señalé antes— y no pudiera haber existido sin la evolución, esto no significa que todo producto del cerebro —ya se trate de ideas, deseos, preferencias o creencias— tenga una causa o un sentido de adaptación evolutiva. ¿Qué sentido evolutivo tiene la música o la pintura? ¿Y la filosofía? Podríamos ir punto por punto viendo que una gran cantidad de elementos de nuestra cultura e incluso de nuestra personalidad no tienen relación con la evolución entendida como adaptación al medio. Hay que buscar otro fundamento distinto para explicar su existencia.

      Ahora bien, siempre podemos forzar una interpretación para intentar hacer ver que todo puede ser producto de la evolución, aunque no salgamos de la pura especulación.

      Creo que el último libro de Thomas Nagel habla sobre esta cuestión, aunque en una perspectiva más general, rebatiendo la idea de que la realidad se puede explicar simplemente apelando al materialismo y la evolución biológica. No lo he leído todavía pero los comentarios y reseñas que he visto me indican que es un texto que vale la pena tener en cuenta.

      Un saludo.

      Eliminar

LOS COMENTARIOS ESTÁN MODERADOS

Todos los comentarios serán revisados antes de ser publicados para comprobar si se ajustan a la temática del blog.

En ningún caso se permite el uso de palabras en mayúsculas —equivalen al empleo de gritos en una conversación— ni tampoco el uso de insultos, amenazas o cualquier forma de violencia verbal.

Si deseas participar en el foro, por favor, atente a las normas de convivencia y debate civilizado.

Gracias por tu atención.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...