Páginas

19 de enero de 2014

El alma





Me causa estupor que alguien se crea que existe tal cosa como el "alma" simplemente porque se lo ha dicho un sacerdote religioso.

Pura fantasía. El "alma" no existe y no hay ninguna prueba que lo demuestre. Creéis en cosas que no existen, simplemente porque otros os han dicho que existen.

"Aunque la ciencia no ha demostrado su existencia eso no quiere decir que no exista", dicen algunos ¿Si la ciencia no ha demostrado la existencia de los gnomos significa eso que los gnomos existen? No hay ninguna prueba, argumento o evidencia que apunte siquiera remotamente a que el concepto de alma corresponda con algo real. Es simplemente cuestión de razonar. La noción de "alma" surgió en una época en que no se sabía de dónde provenían las sensaciones y los pensamientos; pero ahora sabemos que son producto del cerebro - del sistema nervioso. El "alma" no es más que una idea errónea nacida de la ignorancia y la fantasía.

"Creer que sólo existe lo que dice la ciencia es también una fe y es una actitud fanática", dicen otros. Pero el único que demuestra caer en el error de la fe y el fanatismo es quien se obstina en creer en algo de lo que no puede aportar pruebas ni evidencias, simplemente porque cuando era niño unos adultos le dijeron que ese algo existía. Es como creer en Papá Noel. El que se empeña en no atender a los razonamientos y las evidencias es quien demuestra ser cerrado de mente ante la lógica y los hechos.

"Ni siquiera los ciéntificos más acérrimos están seguros de que nuestra mente sea producto del sistema nervioso", me dijo alguien hace poco. Yo le contesté que la expresión "científico acérrimo" es tan absurda como decir "carpintero acérrimo". Ser científico es practicar una profesión; no una postura ideológica. Y aunque siempre puede haber algunas excepciones, toda la comunidad científica concuerda en que lo que denominamos sensaciones, emociones y sentimientos son el resultado de la actividad del sistema nervioso. Así lo evidencian los hechos.

El "alma" es otro error, otra mentira, que se perpetúa durante siglos por culpa de la inercia, el adoctrinamiento dogmática y la falta de conocimiento racional. Sin mencionar el temor que provoca en muchos asumir que la muerte supone la destrucción de nuestra conciencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS COMENTARIOS ESTÁN MODERADOS

Todos los comentarios serán revisados antes de ser publicados para comprobar si se ajustan a la temática del blog.

En ningún caso se permite el uso de palabras en mayúsculas —equivalen al empleo de gritos en una conversación— ni tampoco el uso de insultos, amenazas o cualquier forma de violencia verbal.

Si deseas participar en el foro, por favor, atente a las normas de convivencia y debate civilizado.

Gracias por tu atención.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...