1 de diciembre de 2020

La ética y el daño



A mi modo de ver, la ética no se fundamenta en la oposición al daño, si entendemos el daño como perjuicio. Dejando a un lado el hecho de que el daño no es patrimonio de los seres dotados de sensibilidad, puesto que los objetos también pueden ser objetivamente dañados, voy a exponer algunas concisos argumentos acerca de por qué considero que la ética no se puede fundamentar en el rechazo al daño sobre los seres conscientes, según entendemos el daño como un perjuicio sobre el individuo.

Pueden haber daños moralmente irrelevantes. Por ejemplo, un leopardo mata a un antílope para comerlo. Si en esta acción no hay ningún agente moral implicado entonces se trata de un contexto amoral. A no ser que pretendamos moralizar hechos naturales atribuyéndoles un valor moral en sí mismos, incurriendo así en la falacia naturalista, parece claro que la ética no tiene relación con este daño. Luego hay daños que ni siquiera entrarían dentro de la esfera moral.

Pueden haber daños moralmente aceptables. Por ejemplo, si un agresor intenta matarnos porque le apetece comernos, entonces estamos legitimados en proteger nuestra propia supervivencia; y si para ello hay que dañar al agresor, incluso llegando a matarlo, entonces ese daño sería moralmente aceptable. No conozco ninguna teoría moral que diga que no hay ningún daño que sea moralmente aceptable. Si esto es acertado entonces aquí tampoco podemos defender que el daño sería contrario a la ética.

Pueden haber daños moralmente obligados. Por ejemplo, si soy responsable de cuidar de un individuo que está bajo mi responsabilidad, como puede ser un niño humano o un animal adoptado, entonces estoy obligado a hacer todo lo que esté en mi mano para defenderlo de ataques y agresiones contra su vida y su salud. Si para defenderlo tengo que matar al agresor entonces no sólo sería moralmente lícito hacerlo sino que incluso sería obligado. Esto significa que en algún caso infligir daño sería una obligación moral. Si este razonamiento es acertado entonces simplemente no podemos sostener la tesis de que la ética tiene que ver con no hacer daño.

Pueden haber acciones moralmente injustas que no implican un daño. Por ejemplo, si drogamos a una persona hasta el punto de perder completamente la consciencia durante mucho tiempo y usamos su cuerpo para nuestro beneficio, en el modo en que sea, sin que ella tenga voluntad de que hagamos tal cosa, entonces parece que hay algo moralmente injusto aquí. Supongamos que esa acción no le causa ninguna clase de daño, físico o mental, y que no le provoca consecuencias perjudiciales de ninguna clase. Aun así, utilizar a una persona como si fuera un objeto, un simple medio para nuestros fines, es contrario al reconocimiento de la persona como un ser que posee un valor inherente que no podemos vulnerar por motivos instrumentales.

Podríamos extender el concepto a daño a acciones contrarias a la voluntad del individuo. Podríamos decir, por ejemplo, que el hecho de confinar a alguien es un daño contra su libertad, aunque implícitamente no haya un perjuicio físico o psicológico. Pero incluso este caso no implica que haya una transgresión moral. Confinar a un asesino en serie para impedir que siga cometiendo crímenes no parece que sea un confinamiento moralmente objetable.

Así pues, la existencia del daño no sirve para justificar la ética. El daño puede ser moralmente relevante o puede no serlo; puede ser moralmente injusto o puede no serlo. Está claro que el daño por sí mismo no puede servir para juzgar acerca de su moralidad.

2 comentarios:

  1. Hola, Luis.

    No deseo que publiques este comentario. Tan solo me sirvo de él para hacerte notar que la forma correcta es “puede haber” y no “pueden haber”. El verbo en esas frases es impersonal. Los plurales no corresponden a sujetos sino a complementos directos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Igor. Si te parece bien, dejo tu comentario por si acaso le sirve a alguien para no cometer el mismo error gramatical. Un saludo.

      Eliminar

LOS COMENTARIOS ESTÁN MODERADOS

Todos los comentarios serán revisados antes de ser publicados para comprobar si se ajustan a la temática del blog. En ningún caso se permite el uso de palabras en mayúsculas —equivalen al empleo de gritos en una conversación— ni tampoco el uso de insultos, amenazas o cualquier forma de violencia verbal. Si deseas participar en el foro, por favor, atente a las normas de convivencia y debate civilizado. Gracias por tu atención.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...