7 de abril de 2020

Actuar moralmente



Si a X le gusta patear gatos entonces consideramos que es alguien malo.

Si a Z le desagrada patear gatos entonces consideramos que es alguien bueno.

Pero que a Z le desagrade patear gatos no es una bondad; es un simple gusto.

En cambio, si X rechaza patear gatos porque entiende que actuar así está mal —a pesar de que le guste hacerlo— entonces X es bueno.

Nosotros no elegimos nuestros gustos; nos vienen ya dados.

Lo que sí podemos elegir es si queremos hacer el bien o el mal.

5 comentarios:

  1. ''Nosotros no elegimos nuestros gustos; nos vienen ya dados.''
    ¿Tienes alguna fuente que sustente esta afirmación? De ser el caso, te agradecería que me la compartieras.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro. Mi fuente es la introspección. Puedes practicarla tú mismo. No requiere de otra fuente. ¿Acaso tú no tienes gustos? ¿Elegiste tú esos gustos o sencillamente los tienes sin que tú hayas intervenido en su configuración?

      Cuando hablo de gustos no me refiero a ideas, creencias o pensamientos. Me refiero a lo que te causa placer o displacer. Esto se puede ver claramente en los gustos gastronómicos, sexuales o estéticos. Cuando habla de estética no me refiero a la moda en la vestimenta sino a cuestiones relacionadas con la anatomía y la simetría física

      Si los gustos se pudieran elegir, entonces los homosexuales no tendrían que haber luchado en contra de sus discriminación; les bastaría con elegir ser heterosexuales. Si los gustos se pudieran elegir, no habría necesidad de que existiera la variedad de sabores en la cocina, simplemente elegiríamos que nos gustara lo que tenemos delante. Si los gustos se pudieran elegir, no existiría la variedad musical, simplemente uno elegiría que le gusta lo que escucha sin más.

      Los gustos son innatos; se descubren y no se inventan ni se eligen. Si uno se observa a sí mismo interiormente, podrá comprobar que efectivamente es así.

      Eliminar
    2. Hola Luis.
      Me parece que tu argumentación es razonable. Sin embargo, no puedo dejar de pensar en lo que algunas personas clasifican como ''gusto adquirido'', como por ejemplo: la cerveza. Pero mediante lo que has expuesto, puedo inferir que, ese tipo de ''gustos adquiridos'' no son del todo ''gustos'' ya que para adquirirlo es necesario un adoctrinamiento u otro tipo de cambio en el cerebro. Por favor, corrígeme si estoy equivocado.

      Saludos.-

      Eliminar
    3. ¿Cómo se hace eso? ¿Cómo se adquiere un gusto? ¿Te dedicas a hacer algo insistentemente que no te gusta hasta que consigues te que guste? No le veo sentido. Me parece que eso no funciona así en la vida real. Si la cerveza no te gusta te seguirá sin gustar por mucho que la bebas. Aunque hay diferentes sabores de cerveza. No existe el sabor unívoco de la cerveza, porque hay diferencias entre los diferentes tipos.

      Eliminar
    4. Con respecto a lo de la cerveza, he cometido una generalización; me lo he pensado y estoy de acuerdo con lo que expones, asumo que no es posible ''adquirir'' un gusto por algo, simplemente lo descubres, como tú mismo has mencionado, y creo que con ''gusto adquirido'' al que algunas personas hacen referencia es simplemente el hecho de hacer algo reiteradas veces hasta que les sea tolerable, o para que no les provoque rechazo a ciertas cosa o actividades.
      Lo que no quiere decir que les guste al fin y al cabo.

      Saludos Luis.

      Eliminar

LOS COMENTARIOS ESTÁN MODERADOS

Todos los comentarios serán revisados antes de ser publicados para comprobar si se ajustan a la temática del blog. En ningún caso se permite el uso de palabras en mayúsculas —equivalen al empleo de gritos en una conversación— ni tampoco el uso de insultos, amenazas o cualquier forma de violencia verbal. Si deseas participar en el foro, por favor, atente a las normas de convivencia y debate civilizado. Gracias por tu atención.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...